¿Qué tipos de trasplante capilar existen y cuál es el mejor para ti?

tipos-de-trasplante-capilar_thumbnail

El trasplante capilar es el único tratamiento que permite volver a tener pelo donde se ha perdido y que esa recuperación sea, en muchos casos, definitiva.

Es posible que tú también te estés planteando realizarte un trasplante de pelo. En la actualidad, podemos encontrar una gran oferta de tratamientos en implantología capilar con diferentes técnicas. Pero, ¿cuál es el más adecuado?

En primer lugar, debemos señalar la importancia de elegir una clínica que ofrezca las máximas garantías en cuanto a seguridad y eficacia. Conocer las instalaciones y al equipo médico antes de comenzar el procedimiento es una forma de asegurarte de que estás en buenas manos.

Por supuesto, será siempre el especialista clínico el que determinará tu tipo de alopecia y la idoneidad de tu caso para someterte al trasplante capilar.

¿Qué es un trasplante capilar?

El trasplante capilar consiste en extraer los folículos pilosos de una zona del cuero cabelludo, la conocida como zona donante, e implantarlas en otra zona, la zona receptora.

La zona donante se caracteriza por ser una parte del cuero cabelludo que presenta mayor densidad, generalmente la parte de la nuca. Aquí, los folículos pilosos son fuertes y “sanos”. Precisamente los folículos más robustos serán los más adecuados para ser extraídos e implantados.

La zona receptora es la parte alopécica del cuero cabelludo. En los hombres, suelen ser las entradas y la coronilla. En esta zona, los folículos pilosos se han miniaturizado y se ha caído o se caerá el pelo. Aquí es donde se implantarán las unidades extraídas de la zona donante.

folículos extraídos durante trasplante capilar

Tipos de trasplante capilar

Trasplante de pelo con técnicas manuales

Técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) o “técnica de la tira” (FUT):

La técnica FUSS consiste en extraer una tira de cuero cabelludo de la zona donante, de la que se separarán uno a uno los folículos pilosos para luego implantarlos en la zona receptora. Esta tira suele tener una medida de unos 20 a 25 cm de largo y de 1 a 2,5 cm de ancho y producirá una cicatriz visible.

Lo cierto es que esta técnica apenas se utiliza en la actualidad, ya que hay procedimientos que dan mejores resultados. Pese a que es un injerto capilar más económico, para la mayoría de los pacientes la cicatriz visible supone un inconveniente.

 

Técnica FUE (Follicular Unit Extraction):

En el trasplante de pelo con técnica FUE, el especialista extrae los folículos de la zona donante uno a uno de forma manual con un bisturí cilíndrico. Seguidamente, se realizan microincisiones en la zona receptora, en las que se implantarán cada uno de los folículos pilosos extraídos hasta cubrir la zona alopécica.

Este procedimiento es minucioso y largo, aunque los resultados son muy buenos. Es posible que queden pequeñas cicatrices de color blanco en la zona donante, aunque apenas serán visibles.

trasplante de pelo manual con técnica FUE

Técnica DHI

El trasplante capilar DHI es una variación de la técnica FUE. En este caso, se emplea una herramienta quirúrgica diferente: el “Choi Implanter” o “Choi Pen”. Este instrumento facilita el implante de los folículos en la zona receptora sin necesidad de hacer incisiones previas.

Esta técnica es más costosa y se recomienda sobre todo en casos de alopecias incipientes o localizadas, no cuando hay que cubrir grandes áreas de cuero cabelludo.

Trasplante capilar robotizado

Trasplante de pelo con robot ARTAS convencional

El trasplante de pelo robotizado es posible gracias al robot ARTAS, el primer y único robot en el mundo especializado en implantología capilar.

Al igual que en las técnicas manuales, este tipo de trasplante se basa en la extracción de unidades foliculares del área donante. Sin embargo, el hecho de que sea el robot el que realiza este proceso presenta grandes ventajas.

En primer lugar, en la fase de extracción, los algoritmos inteligentes permiten a ARTAS identificar, seleccionar y extraer los mejores folículos, aquellos que presentan mayor fuerza y robustez.

Además, logra ser mínimamente invasivo gracias a su precisión robótica, superior a la de los sistemas manuales y la cual resulta fundamental para la correcta disección de los folículos, con un éxito del 99,9 % en los unidades extraídas.

Este tipo de trasplante capilar puede ser más costoso, pero, como resultado, los folículos se obtienen de manera exacta y sistemática, se reduce la duración total del procedimiento, y se consigue un resultado libre de cicatrices, natural y definitivo.

Cabe señalar que, en este tipo de procedimiento, las incisiones de la zona receptora son efectuadas por ARTAS, pero no así la implantación de los folículos, la cual es llevada a cabo manualmente por el especialista.

Trasplante de pelo con robot de última generación: ARTAS iX

trasplante capilar robotizado con ARTAS iX

Bajo el nombre “ARTAS iX” se presenta la última generación de robots especializados en implantología capilar, la cual supone un salto cualitativo fundamental respecto a sus predecesores.

Por primera vez, es el propio robot el que lleva a cabo todo el proceso de trasplante capilar.

Es decir, ARTAS efectúa también la fase de implantación de los folículos, la cual era hasta ahora realizada por el médico. Ello supone un incremento en la precisión, rapidez y fiabilidad del procedimiento en su totalidad.

Así, en el trasplante de pelo con robot ARTAS iX, podemos hablar de una tasa de éxito de las unidades implantadas del 80 %, mientras que en la extracción manual se reduce a un 40-60 %.

En definitiva, ARTAS iX es la técnica más completa y avanzada en implantología capilar, y la que más garantías ofrece en cuanto a eficacia, perdurabilidad y confort para el paciente.

Caso real de trasplante capilar con robot ARTAS iX...
Tipos de alopecia, ¿cuál es la mía?

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.q-med.es/