Entrevista a Manuel Gómez Gálvez, doctor de la Unidad Capilar de QMED Córdoba, sobre alopecia y COVID-19

El Dr. Manuel Gómez Gálvez, de QMED Córdoba, habla sobre alopecia y COVID-19

Consultamos todas las dudas en torno a alopecia y COVID-19 con el doctor Manuel Gómez Gálvez, de QMED Córdoba, en el Hospital Cruz Roja de Córdoba. Hablamos de alopecia androgenética y mayor predisposición a cuadros graves de coronavirus, la alopecia por estrés en la enfermedad o la cirugía dei injerto capilar mientras convivimos con la pandemia. 

1. Sabemos sin duda mucho más de la COVID-19 y de SARS-COV2 que al comienzo de la pandemia. Por ejemplo, el tiempo nos ha mostrado algunas de las consecuencias o efectos adversos que puede tener la enfermedad. En este sentido, hemos encontrado que muchos pacientes que han tenido COVID-19 han experimentado una caída de pelo más agresiva meses después de pasar la enfermedad. ¿Nos puedes explicar con más detalle cuál es la relación entre alopecia y COVID-19? ¿Observamos más o menos las mismas tasas en hombres y mujeres?

Como enfermedad nueva que es, estamos aprendiendo sobre ella de manera continua tanto del diagnóstico, tratamiento y posibles secuelas, que afectan de diferente manera en función de cada persona. La relación entre la alopecia y la COVID-19 está siendo objeto de estudio por múltiples investigaciones científicas para establecer el vínculo entre los infectados por SARS-Cov-2 y la caída desmesurada y acelerada del cabello. Hasta la fecha de hoy se está estableciendo una relación significativa entre enfermedad y alopecia, y de momento no hay diferencia entre sexos.

 

2. Ante esta caída de pelo repentina por estrés tras el coronavirus, ¿qué consejos se dan a los pacientes tras COVID-19? ¿Puede actuar algún otro factor en la alopecia, como falta de vitaminas, etc.?

El principal consejo que podemos dar a estos pacientes es que es fundamental una valoración integral por parte del médico y que como ocurre con casi todas las enfermedades hay múltiples factores a tener en cuenta.

 


3. Por otra parte, un estudio reciente, elaborado por especialistas americanos y españoles, afirma que hay una relación estrecha entre cuadros más complejos de COVID-19 y calvicie común avanzada. Parece que la alta concentración de andrógenos (más alta en hombre y que determina la alopecia androgenética da una mayor predisposición a desarrollar formas más graves del virus. ¿Qué más nos puedes aportar en este sentido? ¿Nos puedes decir más sobre las poblaciones analizadas si has tenido acceso a él? ¿Qué ocurre con las mujeres con alopecia androgenética no tratada?

Efectivamente, estos estudios han demostrado que las concentraciones altas de andrógenos predisponen a formas clínicas más graves, aunque no tan virulentas como en la primera ola de la pandemia y en grupos de población diferentes. En cuanto a las mujeres que presentan alopecia androgenética y se infectan con COVID-19, de momento cursan con cuadros de intensidad.

 

 

4. Otra de las conclusiones del estudio que mencionamos es que, de acuerdo a la hipótesis de mayor nivel de andrógenos está asociado a cuadros más graves de coronavirus, los tratamientos médicos para la alopecia actúan con una doble función: detener la caída del cabello y proteger frente al coronavirus. ¿Estaremos más cerca de atender a pacientes con alopecia que no solo se tratan por el aspecto físico? ¿Lo estamos viendo ya en consulta? ¿Cómo podemos ayudarles a estos pacientes?

Exacto, las últimas recomendaciones es tratar a los pacientes con alopecias androgenéticas con este doble objetivo. Mejorar su aspecto y autoestima, así como actuar como factor protector de formas graves de la enfermedad. Esto es tanto aplicable tanto a hombres como a mujeres que presenten esta afección de alopecia androgenética y valorar en otros tipos de caída del cabello.

 


5. Pero también hay quienes no han padecido coronavirus y han tenido una gran pérdida de pelo durante el confinamiento o los meses posteriores. ¿Cuándo hay que preocuparse y dejar de achacarlo solo al estrés?

Como he dicho anteriormente, la caída del cabello es multifactorial, donde el factor genético es muy importante; pero hay condiciones ambientales, sociales y de toda índole, que pueden influir. Este confinamiento ha supuesto un cambio muy importante en nuestras vidas diarias.

 

 

6. El coronavirus también ha dejado en pausa muchos de nuestros planes, como los de los pacientes que iban a viajar a un tercer país a hacerse injerto capilar. ¿Qué alternativas tienen los pacientes ya decididos si quieren hacerse un injerto de pelo en España?

En nuestro país hay alternativas de calidad con profesionales altamente cualificados y formados en este tipo de procedimientos. Se ofrecen todas las garantías de desinfección y control de transmisión según las normativas europeas. Yo, en concreto, les recomiendo a mis pacientes que no acudan a otros países, y si lo hacen que se cercioren de las normas que se aplican en estos pacientes.

 

7. ¿Qué podemos decirles a los pacientes que ya estaban decididos a hacerlo en España antes de la pandemia, pero tienen miedo a pasar por un procedimiento quirúrgico de este tipo ahora?

Los procedimientos quirúrgicos en España están sujetos a unas normas muy estrictas, con controles e inspecciones constantes. Los profesionales nos hemos formado, no solo en los procedimientos en sí, sino en que sean totalmente seguros para cualquier persona.

8. ¿Habría alguna contraindicación, si has tenido COVID-19, para hacerte un injerto capilar? ¿Habría que esperar algunos meses…?

En principio no hay contraindicaciones, todo lo contrario. El tratamiento coadyuvante está demostrando un factor protector para las posibles secuelas de la COVID-19. Solo se requiere los controles que están establecidos por protocolo.

La importancia de una buena zona donante en el inj...
La mesoterapia capilar como tratamiento anticaída ...

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.q-med.es/