Entrevista a Adriana Antesola Fuentes, doctora de QMED Vigo, sobre alopecia hormonal en mujeres

Entrevista sobre la alopecia hormonal en mujeres con la Dra. Adriana Antesala Fuentes, de QMED Vigo

Hablamos de la relación entre la alopecia femenina y las hormonas. Para ello contamos con la Dra. Adriana Antesola Fuentes, de QMED Vigo. Repasamos los cambios principales a nivel hormonal en la mujer y cómo puede manifestarse en la pérdida de cabello.


1. La alopecia también es cosa de mujeres, aunque por lo general estemos ante caída de cabello más moderada. ¿Qué porcentaje, más o menos, de mujeres sufre alopecia o puede sufrirla en algún momento de su vida debido a factores hormonales?

Verdaderamente la caída de cabello también afecta a mujeres, siendo la causa hormonal la más frecuente, conocida como alopecia androgénica femenina, afecta entre el 25 y 30 % de la población de este sexo, que en algún momento de su vida podría sufrir alopecia.

Si se produce entre los 30 y 40 años y antes de la menopausia se habla de una alopecia temprana, y después de la menopausia de una alopecia tardía.

 

2. Los primeros cambios hormonales que puede experimentar una mujer se sitúan en la pubertad. ¿Podríamos encontrar ya algún rastro incipiente de alopecia en pacientes con mayor presencia de andrógenos? Si es afirmativo, ¿qué síntomas veríamos? ¿Deberíamos actuar ya?

Los cambios hormonales que se producen en la adrenarquia, es decir, al comienzo de la producción hormonal por las glándulas suprarrenales y ovarios, pueden en algunos casos dar lugar a la aparición de síntomas que predicen en determinadas patologías hormonales la aparición de alopecia.

Estos síntomas pueden ser seborrea, acné, hirsutismo y alopecia, siendo de importancia la valoración clínica de estos pacientes y el tratamiento oportuno y adecuado según la situación, y así ser capaces de revertir el cuadro.

 

3. Uno de los momentos en los que muchas mujeres padecen una caída de cabello pronunciada es el momento del posparto. ¿Qué responsabilidad tienen las hormonas y qué responsabilidad tiene el estrés?

Durante el embarazo los niveles de estrógenos y hormonas tiroideas mantienen el pelo en fase de crecimiento, dándole un aspecto sano y fuerte (fase anágena). Después de 2 a 3 meses de haber nacido el bebé se produce una estabilización a los niveles hormonales, se produce un cambio drástico de fase anágena a fase de caída, y se triplica el número de cabellos que la mujer pierde por días.

Pero no solo es el componente hormonal el que lleva a esta pérdida; también contribuye un estado de estrés posparto, ya que la madre se ve sometida a cambios por la nueva situación de su vida, y también colabora el déficit de hierro que padece la mujer por la pérdida de sangre durante el parto y posparto.

 

4. ¿Podríamos tratar la alopecia de una mujer en periodo de lactancia? ¿Qué tratamientos serían los más adecuados?

Sí, debemos tratar la caída del pelo en el posparto y durante la lactancia. Nosotros indicamos a nuestras pacientes:

• una nutrición adecuada para asegurar la ingesta de vitaminas, oligoelementos y aminoácidos esenciales, que serán útiles para el buen crecimiento del cabello y regularizar también la caída, las vitaminas del complejo B —incluida la biotina, los aminoácidos azufrados, que participan en el transporte del hierro—, antioxidantes como el selenio, extracto de mijo rico en vitaminas y ácidos grasos esenciales que frenan la caída y estimulan el crecimiento.

• Uso de productos revitalizantes y champús anticaídas suaves indicados para este periodo de lactancia.

• Descanso del uso de secadores y planchas de pelo.

• Cepillado suave.

• Minoxidil tópico.

 

5. ¿Factores como la alteración de la glándula tiroides o el uso de anticonceptivos orales también pueden provocar una alopecia hormonal?

Sí, otros de los factores hormonales no androgénicos que produce alopecia es tanto el hiper como el hipotiroidismo. En este sentido, la tiroides estimula los folículos pilosos y regula los ciclos capilares, equilibra la actividad de las glándulas sebáceas y favorece el vigor y tonicidad de los cabellos.

Cuando se produce una disminución de esta hormona (hipotiroidismo) existe una caída de cabello crónica y difusa. La queratina es más frágil y el cabello se torna seco y áspero, en el caso del aumento (hipertiroidismo) también hay una caída difusa, pero en este caso es por una aceleración del ciclo del cabello, que hace que nazcan y caigan rápidamente. La queratina es más fina y el cabello, más graso pero quebradizo.

En cuanto al uso de los anticonceptivos hormonales pueden o no ejercer un efecto negativo en el cabello. Las píldoras que combinan estrógenos y progestágenos pueden tener un impacto positivo en la calidad del cabello, mientras que el efecto androgénico de los progestágenos por sí solos tendrá un impacto negativo.

 

6. La alopecia androgenética también afecta a un buen número de mujeres, pero la forma de tratarla suele ser muy diferente a la de un hombre. ¿Con qué tratamientos podemos ralentizarla sin llegar al injerto capilar? ¿Es realmente efectivo en mujeres?

Los tratamientos tienen por objeto el ralentizar la caída del cabello frenando así el avance de la alopecia y de esta forma alejar en el tiempo el injerto capilar. Son tanto para ser realizado en consulta como domiciliario, ya que la combinación de ambos lleva siempre a buenos resultados.

Los tratamientos más utilizados actualmente son:

PRP (Plasma rico en plaquetas) consiste en extraer al paciente sangre, mediante la centrifugación, se separa en glóbulos rojos y plasma. Este se aplica en el cuero cabelludo del paciente, con técnica de mesoterapia, la porción más rica de plaquetas que contiene los factores de crecimiento.

• Dutasterida, que es un antiandrógeno, se realiza microinyecciones en cuero cabelludo logrando de esta manera que llegue a la raíz folicular y actúe inhibiendo a la alfa 5 reductasa evitando la caída de cabello y puede combinarse con otros tratamientos.

• Complejos de vitaminas, aminoácidos y oligoelementos mediante también microinyecciones.

• Tratamientos domiciliarios con antiandrógenos, (Finasterida/ Dutasterida) en general son bien tolerados, pero siempre deben ser indicados por el médico tratante.

• Minoxidil tópico. Es una loción o espuma que se aplica sobre el cuero cabelludo para estimular el engrosamiento del cabello puede también combinarse con forma oral.


7. Otro de los momentos cruciales a nivel hormonal en la vida de una mujer llega con la menopausia. ¿De qué forma puede manifestarse en el cabello?

Efectivamente, uno de los momentos claves de la mujer donde se presenta una mayor tendencia a la alopecia es durante y después de la menopausia. Esto debido a la caída de estrógeno que se produce; aumentan los niveles de hormona masculina (testosterona), lo que provoca un agotamiento folicular y lleva a que se tornen frágiles y exista menos crecimiento capilar. A diferencia del hombre no se pierde completamente, se manifiesta presentando una disminución de la densidad en zona superior y coronilla, fácilmente distinguible en las mujeres que llevan raya al medio, porque esta se hace cada vez mas gruesa, el pelo se vuelve fino y quebradizo.

 

8. ¿Por qué es tan importante que un especialista en medicina capilar evalúe nuestro caso y nos aconseje en función de nuestra alopecia si sospechamos de alopecia hormonal?

Es muy importante la valoración médica capilar porque así podremos distinguir qué tipo de alopecia es la que presenta la paciente y dar un tratamiento adecuado y oportuno. Nunca debemos olvidarnos de que un diagnóstico precoz es la mejor manera de establecer un tratamiento individualizado que sea capaz de recuperar la densidad, el vigor del cabello y el cuero cabelludo dañado.

¿Por qué elegir QMED para hacerte un injerto capil...
La importancia de una buena zona donante en el inj...

Artículos relacionados

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.q-med.es/