Beneficios del PRP o plasma rico en plaquetas combinado con injerto capilar | QMED, centros de injerto capilar y tratamientos capilares en España

El plasma rico en plaquetas (PRP) aporta grandes beneficios para acelerar los resultados del injerto capilar y mejorar la alopecia.

El PRP es uno de los tratamientos más usados junto al implante capilar para lograr unos mejores resultados en el tratamiento. Se extrae una muestra de sangre del propio paciente, esta sangre se centrifuga para obtener las plaquetas y poder activarlas para obtener los factores de crecimiento. Una vez obtenidos, se infiltran en el cuero cabelludo con microinyecciones.

 

Beneficios del plasma rico en plaquetas (PRP) junto al injerto capilar

1. Prepara la zona receptora del injerto capilar. El PRP estimula las regiones donde se van a colocar esos folículos pilosos. Favorece la circulación de sangre, la aparición de vasos sanguíneos, así como la formación de nuevo pelo y mayor grosor en el existente. Además, también lleva los nutrientes necesarios a la zona para que el folículo se adapte mejor y su crecimiento se acelere.

2. Ayuda a proteger la zona donante del injerto capilar. El plasma es un gran regenerador de tejidos, por lo que hará que la cicatrización sea más rápida y todo el tejido del cuero cabelludo del que se han extraído unidades capilares se recupere mucho antes.

3. Es una técnica muy cómoda y mínimamente invasiva. El PRP se inyecta bajo anestesia local y con la técnica de mesoterapia capilar (pequeñas inyecciones superficiales por toda la zona a tratar).

4. Mantiene en mejores condiciones los folículos. Entre la extracción y la implantación hay muy poco tiempo, pero los folículos pueden sufrir deshidratación una vez que han sido extraídos. El plasma para alopecia los hidrata y preserva intactos para una mejor implantación.

5. Presenta excelentes resultados para combatir la alopecia androgenética. Tanto en hombres como en mujeres, se ha probado que el PRP actúa muy bien para regenerar folículos pilosos en alopecias leves y en alopecias más severas (combinado con el injerto capilar). En esta alopecia suele ser habitual pautar también un tratamiento oral que controle el alto nivel de andrógenos.

6. No hay riesgo de rechazo o alergias. Cualquier paciente podría hacerse un tratamiento de PRP porque solo se extrae e inyecta su propia sangre. De hecho, es tan sencillo como una analítica. No requiere pruebas previas.

 

Lo mejor es que para hacerte un tratamiento de PRP y de injerto capilar no necesitas viajar a otros países, puedes aprovechar todas las ventajas del injerto capilar en España. Encuentra tu centro QMED más cercano, pide tu valoración gratuita y ¡recupera tu pelo y tu confianza!